Los empresarios pueden, amparados por la ley, cambiar el lugar de trabajo de un empleado, pero para ello debe seguir un proceso regulado en el art. 40.1 del Estatuto de los Trabajadores.

Desde ADMINAGÉS, tu asesoría de confianza en Zaragoza te contamos que en primer lugar, el empresario deberá notificar la decisión de traslado al trabajador, así como a su representante legal, por lo menos treinta días antes de la fecha efectiva. La notificación por escrito debe incluir el nuevo destino, la fecha de vigencia y el motivo de la transferencia.

  • ¿Qué opciones tiene el empleado cuando recibe la notificación de traslado?

-La primera es aceptarlo.

En este caso, el trabajador que acepta esta disposición tiene derecho a recibir una compensación por gastos, en los términos pactados individualmente o estipulados en el convenio colectivo de trabajo para el cambio de residencia.

-La segunda opción que tiene el trabajador es solicitar la extinción de la relación laboral con la empresa. En ADMINAGÉS te explicamos que en este caso, se considera que existe un perjuicio grave para el trabajador y que no puede aceptar el traslado por lo que se puede solicitar la extinción de la relación laboral con una indemnización de 20 días de salario por año de servicio con un máximo de 12 mensualidades y a prestación por desempleo.

Por lo general el despido es automático, pero hay que esperar el permiso de la empresa porque no se considera despido voluntario del empleado, en caso de que la empresa no permita el despido hay que acudir a los tribunales.

-La tercera y última opción para los trabajadores es impugnar el traslado en la jurisdicción social.

En este caso, el trabajador considera que el motivo dado por la empresa para el cambio de lugar de trabajo es incorrecto y por lo tanto se opone a la decisión de la empresa de presentar una demanda dentro de los 20 días hábiles siguientes a la fecha de recepción de la carta.

Los procedimientos de impugnación del traslado tienen prioridad en los juzgados de lo social y es un proceso urgente y rápido. Desde ADMINAGÉS te aclaramos que los trabajadores deben trasladarse al nuevo lugar de trabajo hasta que la sentencia declare que el traslado está justificado o no, incluso si el traslado es declarado ineficaz en juicio. Los hallazgos pueden ser requeridos como medida de precaución hasta la sentencia. de la decisión del tribunal.

Si la sentencia considera que la reubicación es injustificada, el empleado tiene derecho a la reincorporación al lugar de trabajo original. Si el empresario se niega, se puede solicitar la terminación de la relación laboral pero esta vez, con una indemnización por despido improcedente, es decir de 45 o 33 días por año trabajado dependiendo de la antigüedad del trabajador.

Si la sentencia determina que el traslado es justificado, el trabajador continúa reservándose el derecho de terminar la relación laboral con una compensación de 20 días hábiles por año durante 15 días a partir de la decisión del juez.

Si te ha llegado una notificación de traslado de centro de trabajo, en ADMINAGÉS, tu asesoría de confianza en Zaragoza, te informaremos de tus derechos y te asesoraremos en todo lo que te repercuta.