Por si no lo sabes, desde ADMINAGÉS, tu asesoría de confianza en Zaragoza, te contamos que un contrato de relevo es básicamente un acuerdo por el que un trabajador ocupa una plaza que ha dejado vacante otro trabajador que se jubila parcialmente. Al ser una jubilación parcial, el puesto a cubrir también será a tiempo parcial.

Este tipo de contrato está regulado por el Estatuto de los Trabajadores (artículo 12). Fue creado para utilizarse como contrato para sustituir a un empleado que esté disfrutando de una jubilación parcial. Este contrato deberá formalizarse por escrito y en modelo oficial.

Por lo tanto, en ADMINAGÉS te explicamos que en el contrato de relevo intervienen dos partes:

-El trabajador que se jubila:

Reducirá la jornada de trabajo para acceder a una jubilación parcial.

-El trabajador que sustituye:

Este trabajador sustituye al menos la reducción de jornada a la que se acoge el anterior.

Para poder acceder a este tipo de contrato, existen una serie de condiciones que deben cumplir ambos trabajadores.

  • El trabajador sustituto deberá cumplir uno de estos dos requisitos:

-Que esté inscrito como demandante de empleo en el SEPE. Suele ser la más frecuente porque la empresa podrá acogerse a otro tipo de bonificaciones por contratar a personal que se encontraba en desempleo.

-Debe contar con un contrato con la misma empresa que le hará ese contrato de relevo. Este contrato deberá ser de duración determinada (contrato por obra o temporal).

  • El trabajador que se jubila parcialmente, deberá:

-Tener más de 60 años.

-Simultanear su jubilación con un trabajo a tiempo parcial (o a través de una reducción de jornada de, como mínimo, el 25%).

  • En cuanto al contrato de relevo:

-Deberá tener una duración de, al menos, igual a la reducción de jornada a la que se acoge quien se jubila parcialmente (entre un 25 y 75%).

-El contrato podrá ser temporal (aunque deberá cubrir al menos el periodo que le faltase al primer trabajador hasta su jubilación) o indefinido.

-Debe ser un contrato para el mismo grupo profesional o categoría equivalente al que se sustituye.

-Se deberá respetar el salario acordado en el convenio colectivo.

  • Otros aspectos a tener en cuenta sobre el contrato de relevo

-El horario del trabajador sustituto, podrá ser determinado por la empresa.

-Si la reducción de jornada por jubilación parcial fuese del 75%, el contrato de relevo tendrá que ser de una jornada completa e indefinido, sin poder romperse hasta dos años después de la fecha ordinaria de jubilación del empleado a cubrir.

-En el caso de ser temporal, se extinguirá en el momento en que el primer trabajador llegue a la edad ordinaria para jubilarse.

-En el caso de que el trabajador parcialmente jubilado, sea despedido, la empresa deberá ofrecer su puesto -con la ampliación de la jornada- al trabajador relevista.

Si necesitas gestionar un contrato de relevo por jubilación parcial, en ADMINAGÉS, tu asesoría de confianza en Zaragoza lo haremos por ti.