La nueva reforma laboral, ha introducido cambios importantes en cuanto a la contratación se refiere.

En este artículo, desde ADMINAGÉS, tu asesoría de confianza en Zaragoza nos vamos a centrar en las principales características del contrato fijo discontinuo.

Lo primero es saber qué es un contrato fijo discontinuo.

Es un tipo de contrato laboral de carácter indefinido, que tiene la particularidad de que la actividad laboral se lleva a cabo de forma intermitente en el tiempo.

Es decir, existe una discontinuidad en el ejercicio del trabajo.

No se trabaja durante todo el año de enero a diciembre.

Este contrato lo utilizan aquellas empresas que no necesitan trabajadores permanentes durante los 12 meses de año.

Es un contrato adecuado para aquellos empleos que son estables pero que se desarrollan de forma intermitente en el tiempo (por ejemplo, aquellos trabajos que se llevan a cabo, solo durante los meses de verano).

Desde ADMINAGÉS, tu asesoría de confianza en Zaragoza te explicamos que aunque parezca temporal, en realidad es un contrato indefinido que se suspende y se activa en función de la época del año.

Este sería el caso por ejemplo de un socorrista que solo trabaja durante junio, julio y agosto.

Eso sí, en caso de ser despedido, es igual que un contrato ordinario. Es decir, los derechos laborales que otorga este contrato son los propios de un indefinido y no de uno temporal.

Sin duda, tras la reforma laboral de 2022 ha sido el modelo de contrato que más se ha potenciado y su regulación ha tenido importantes cambios.

Pero, ahora bien, ¿cuándo se puede hacer un contrato fijo discontinuo?

En ADMINAGÉS te aclaramos que los contratos fijos discontinuos se pueden concertar:

-Para la realización de trabajos vinculados a actividades productivas de temporada.

– Para el desarrollo de trabajos consistentes en la prestación de servicios en el marco de la ejecución de contratas mercantiles o administrativas que, siendo previsibles, formen parte de la actividad ordinaria de la empresa.

– Para la cobertura de contratos vinculados a necesidades temporales, por parte de las ETTs (empresas de trabajo temporal).

¿Qué características tiene el contrato fijo discontinuo?

Desde ADMINAGÉS, te lo contamos:

-Debe realizarse por escrito.

-Debe reflejar los elementos esenciales de la actividad laboral, tales como la duración del periodo de actividad, la jornada y su distribución horaria (estos últimos se pueden concretar en el momento en el que se llama a la persona para trabajar).

-En relación al llamamiento para trabajar, debe realizase por escrito o a través de otro medio que permita dejar constancia de la debida notificación a la persona interesada con las indicaciones precisas de las condiciones de su incorporación y con una antelación adecuada.

-Al inicio de cada año natural, la empresa debe trasladar a la representación legal de los trabajadores un calendario con las previsiones de llamamiento anual, así como los datos de las altas efectivas de las personas fijas discontinuas una vez se lleven a cabo.

Si tienes más dudas al respecto, en ADMINAGÉS, tu asesoría de confianza en Zaragoza te las aclararemos. Solo tienes que contactar con nosotros.